Bienvenidos

Somos una empresa especializada en el área de blindaje de vehículos, con calidad homologada a las normas NIJ (National Institute of Justice – USA).
Estamos especializados en los niveles del II al V, pues son los que consideramos adecuados al nivel mínimo de protección que se requiere actualmente.
Cada nivel de blindaje corresponde a diferentes resistencias balísticas y su protección varía en orden ascendente, es decir, mayor protección según ascienda el nivel.
Nuestro blindaje es parte de la solución ante los altos niveles de inseguridad que día a día se manifiestan en ciudades, calles y carreteras. Es la protección del bien más preciado que tenemos: la vida propia y la de nuestros seres queridos. Desde ese punto de vista, por sus estándares de calidad, detalle, buen servicio y por la seguridad de saberse protegido, blindar con nuestra empresa no es tan solo una inversión, sino la más inteligente inversión de prevención.

 
 
 

Porque el blindaje es la única barrera que se interpone entre usted, su familia y sus acompañantes y un agresor armado, capaz de disparar un proyectil que no podría ser detenido ni por el cristal ni por la carrocería original del vehículo. Por lo tanto, el blindaje adecuado lo protegerá y podrá salvar su vida, dándole los segundos necesarios para escapar a salvo. Ante una realidad como lo es el auge delictivo, protéjase. Ante una eventualidad delictual, usted se encontrará seguro. Nuestro blindaje minimiza el riesgo.

 
 
 
 
 
 

Nuestros técnicos han sido capacitados tanto en el exterior como en Venezuela. Hemos desarrollado sistemas y técnicas propias para obtener un blindaje verdaderamente efectivo. Hacemos un uso correcto de los materiales, obteniendo de esta manera una efectiva protección vehicular. Los materiales cuyo tratamiento y colocación son erróneos, pierden su capacidad de protección no permitiendo que cada uno de ellos trabaje de acuerdo a la función que deben desempeñar. Experiencias vividas por algunos de nuestros clientes lo confirman.

 
 
 
 
 
 

Usamos aramidas, policarbonatos, poliviniles y aceros especiales, utilizándolos de manera cuyo peso no represente limitación al normal desempeño del vehículo, ni carga excesiva al sistema de suspensión, sin que minimice su capacidad de protección. Estos materiales fabricados por las casas más reconocidas del mundo en el área de protección balística, ya han sido probados en sus propios laboratorios, a lo que nosotros hemos sumado nuestras propias pruebas (documentadas y certificadas), que corroboran su calidad y resistencia.